Un profesor de primer año de Medicina está dando a sus alumnos la primera lección sobre autopsias en la morgue y les dice:

- Para hacer una autopsia, hay dos elementos básicos: el primero, no tener ninguna repugnancia.
En ese momento, el profesor introduce un dedo en el ano del muerto y luego lo chupa. A continuación pide a los estudiantes que hagan lo mismo y luego de un rato de silencio temeroso, comienzan a obedecer. Al final, el profesor prosigue:
- El segundo elemento fundamental es un sentido muy agudo de observación: yo metí mi dedo anular, pero me chupé el índice