Se trata de una celebración que se realiza para agradecer, pedir y bendecir los frutos que nos ofrenda la Madre Tierra. Dicha creencia está fuertemente arraigada en todo el Noroeste Argentino.

 

Entrevista a Ghislaine Lanctôt sobre medicina y salud, ” Primero el alma se enferma y le sigue el Cuerpo 

 

LIMONES PARA LAS MALAS ENERGÍAS

 

Todo empezó en el pueblo de Anisacate (Córdoba) cuando, hace unos 10 años, dos familias decidieron unirse para compartir sus compras de alimentos. Luego, fueron sumándose otras familias (de pueblos vecinos y también de otras provincias) y esta idea de compras comunitarias creció y se consolidó en una red de 500 familias originalmente llamada “La compra” y luego “Orgánicos Sí o Sí”.