marino 

Historias como las de Marino Morikawa demuestran que hay quienes progresan en el extranjero y están dispuestos a regresar a su país para contribuir con todo lo aprendido. Morikawa es Doctor en Ciencias Medio Ambientales y ha viajado por el Perú y el mundo concientizando y capacitando sobre el cuidado del medio ambiente, así como descontaminando hábitats naturales con su conocimiento de la nanotecnología. Ahora, quiere purificar el Lago Tititcaca y la laguna Huacachina.

 

Pero estos enormes retos no surgieron de la nada.

Se hizo conocido por un hecho singular

Todo el Perú se enteró de Marino Morikawa hace seis años por una noticia impresionante. Había culminado sus estudios en la prestigiosa Universidad de Tsukuba en Japón, cuando su padre le aviso que la laguna El Cascajo (Huaral), en donde ambos pescaban durante su infancia, iba a ser cubierta para convertirse en campo de cultivo por estar totalmente contaminada. Apenas se enteró, Marino viajó a Perú y decidió descontaminar la laguna.

Gente de la zona lo creía un loco, pero Morikawa fue solo, se valió de materiales artesanales, se internó en la zona afectada y lo logró.

  
¿Pero cuál es el proceso para descontaminar una laguna así?

Para conseguirlo, Morikawa puso el ejemplo de El Cascajo en facilito. Primero, explicó que cuenta con 25 inventos para descontaminar un hábitat. En este caso, uso la micronano burbuja:

“Es una burbuja 10 mil veces más pequeña que la de la gaseosa. Tiene unos iones positivos y negativos. Eso genera que tenga una concentración alta de energía. Las bacterias, por tener esta concentración, se adhieren a esta nano burbuja. Al adherirse, como ya no pueden escaparse, se autodestruyen o se mueren por la falta de movilidad o alimento”, explicó.

“O sea, estamos creando una bombita para que estas bacterias se desmolecularicen y ya no existan”, agregó.

Marino purificó la laguna en 15 días y sin esperar recibir algo a cambio. Más de 70 aves y peces volvieron a aparecer, y ahora los residentes de la zona cuidan su humedal.